Amigo Mío

Una vez me enamoré de un amigo mío.

No era agradable, fue más bien un error, sobre todo po r los daños que podría hacernos la verdad si yo la dijera.

No quería per derlo, pero muchísimo menos tenerlo para mí con el riesgo de una ruptura en el futuro que fuera definitiva.

Entonces le escribí este poema, un  resumen de mi cariño y mi resignación:

Amigo mío eres

y como tal te quiero,

sin reservas y sin penas,

sin tus novias y sus besos.

Amigo mío, cuánto te espero!

Y es que me haces comprender

que eres eso en cada encuentro.

Pero si es que estamos solos,

con nuestros temas triviales

nos envuelve de algún modo

un ambiente de romance.

Y es que al final de tus ojos

cuando hablas de tu escuela,

brilla un punto luminoso,

brilla en tu pecho mi estrella.

Sé que eres mi otra parte

de los libros de Coelho.

Sé que podrías ser dante,

O, tal vez, ser mi Romeo.

Pero hemos decidido,

cada uno por su parte

mantenernos como amigos:

respetarte y respetarme.

Entonces, amigo mío,

te hablo de un nuevo amor,

por el que, incluso, he llorado,

y ya su nombre he olvidado,

pues te es fiel mi corazón.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s