Otra vuelta de Crónica

Aún guardo en mi mente la primera vez que tomé en mis manos ese libro. Las recomendaciones por parte de mis padres fueron tantas que de inmediato comencé entusiasmada la lectura. Recuerdo que en esa ocasión no pude terminarla debido al temor que me produjo sumergirme de lleno en sus páginas, y por eso aquel texto quedó totalmente olvidado. Hace unos cuantos días, por azares de la vida, hallé el estropeado y viejo libro y decidí retomar la lectura. Así me reencontré con una de las mejores obras de suspense que jamás pensé leer: Otra vuelta de Tuerca.
Bajo los suplicios de una sociedad que se caracterizaba por la vulgaridad, la corrupción y el materialismo, Henry James, su autor, construye de una forma detallada, sutil y perspicazmente observadora mundos de diferentes niveles culturales, donde reflejaba las incertidumbres por el cambio de siglo que estaba experimentando. Considerado como uno de las más grandes figuras de la literatura trasatlántica, convirtió la alienación, el drama interno y psicológico de los seres humanos y la presencia en ellos del bien y el mal, en su principal estrategia para lograr producir horror o fascinación en todos sus relatos. Acostumbrado a tratar historias amorosas ambiguas, pasiones peligrosas e imposibles y temas como el desencanto, la soledad, la angustia y los secretos, Henry James nos traslada a Otra vuelta de Tuerca, obra cumbre de la literatura fantástica y una de las más polemizadas a nivel mundial.
Este texto, para mí su mejor relato por la originalidad y el profundo análisis psicológico de sus personajes, ha recibido múltiples interpretaciones por el fascinante desarrollo y el desconcertante final. La trama, desplegada en una novela corta, de ritmo lento, con la utilización de un estilo indirecto y una sutil descripción de los personajes, nos adentra en una historia compleja pero indiscutiblemente atractiva, cuyo significado puede variar según el punto de vista que adopte cada lector, de tal forma que los misterios planteados no terminan cuando hemos acabado de leerlo, sino que es entonces cuando surgen las verdaderas interrogantes.
Una joven institutriz de origen humilde pero de buena educación, cuyo nombre increíblemente jamás es mencionado, acude al cuidado de dos niños en una antigua mansión victoriana y a su llegada le son impuestas, por parte del tío de los niños del que se enamora platónicamente, extrañas condiciones como la de nunca molestarlo. Después de instalarse en la casa conoce a su ama de llaves, la señora Grose, mujer afectuosa y equilibrada que necesita compartir su preocupación por los niños que adora, pero que tiene un temor escondido. Lo que en un inicio parece un cometido agradable derivará en una situación de pesadilla. Los pequeños, Flora y Miles, cautivadores en principio de la institutriz por su encanto y bondad, poco a poco van sacando su carácter casi maligno y engañoso, y la institutriz comienza a tener visiones, o así lo cree ella. Su tarea de salvaguardar a sus alumnos de ese poder maligno que cree haber percibido, la hacen comenzar a investigar sobre el origen de las figuras con las que se encuentra cada vez con más frecuencia, y averigua que se trata de un antiguo amigo de su patrón y de la institutriz anterior, quienes mantuvieron un oscuro romance y murieron en circunstancias extrañas. A pesar de que nadie confirma directamente las visones de la institutriz, el ama de llaves no tiene ninguna duda de lo que cuenta y está firmemente convencida de que los niños mantienen un intenso contacto con los seres del más allá.
El desenlace de esta historia tiene, a mi parecer, una maestría única, cuyo final abierto a la interpretación personal de cada lector, la convierten en la historia de fantasmas que marca un antes y un después en dicho género.
Todas las grandes obras tienen tantos amantes como detractores. Muchos esperarán encontrar en Otra vuelta de tuerca un turbador y poco profundo relato de terror, cuando realmente esta obra se basa en el terror psicológico, donde lo que se dice es tan importante como lo que no se dice, y lo que se sospecha, lo que no se sabe y apenas si se intuye, es aquello que más escalofríos provoca.

Descargar Otra vuelta de Tuerca 

Anuncios

Un comentario en “Otra vuelta de Crónica

  1. Pingback: Dark Water | Wena LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s