UNA VACANTE IMPREVISTA

Una Vacante Imprevista no es para lectores con corazón débil. La muerte ronda por todas partes del libro como un ente oculto a las sombras de Pagford, el pueblecito ficticio creado por la británica J. K. Rowling para ambientar su primer texto para adultos.

Cuando Barry Fairbrother muere frente a la salida del club de golf, no es únicamente su familia la que queda afectada. Resulta que Barry era concejal de Pagford, un hombre de origen humilde que luchaba por mantener bajo el financiamiento municipal el desventurado pueblo de Los Prados, hogar de pobres, adictos y prostitutas.

Sin embargo, la inesperada muerte desata una ola de conspiraciones entre los pagfordianos más conservadores para deshacerse de su comunidad vecina y cerrar la clínica para drogodependientes que albergan en sus fronteras.

Una Vacante Imprevista retrata nuestra sociedad, y estoy seguro que a J. K. Rowling —antes famosa por encantar a los niños con la saga de Harry Potter— no se le quedó prácticamente fuera de su libro ninguna arista de la contemporaneidad.

Temáticas como la pedofilia, el sentido de culpabilidad, el egoísmo, la homosexualidad, la adicción a las drogas, las difíciles relaciones entre padres e hijos, la ambición, el engaño, la traición, el incesto y muchos otros, son tratados en la novela desde varias perspectivas.

Cerca de diez personajes van contando los sucesos de Pagford, que es tranquilo en apariencia, pero que a raíz de la muerte de Barry revela cómo algunos de sus estirados personajes son hipócritas en extremo y otros demasiado ingenuos.

Allí conviven adolescentes y adultos en un retrato rural pintado por la majestuosa mano de Rowling que ha demostrado que no solo es capaz de dotar de varita a niños magos, sino que puede hablar de sexo sin ningún puritanismo y crear personajes con caracteres complicados en un mundo real.

En cuanto a la narración es muy interesante la técnica utilizada por Rowling, pues va cambiando en cada escena: lo que empieza contando desde la perspectiva de Colin en una fiesta, se traslada a lo percibido por Sukhvinder, a pocos metros de él, y así sucesivamente.

Tal vez un punto débil es la sobreabundancia de personajes, que en momentos pueden confundir al lector. Al principio del libro es chocante, pues aparecen nombres y nombres y nombres, y es un poco complicado saber quién es quién.

La crítica está dividida en cuanto a Una Vacante Imprevista. Algunos creen que es un compilado de estereotipos, lleno de banalidades, mientras que otros alaban la maestría de Rowling y aseguran que leerla es tan entretenido como si estuviera susurrándonos chismes al oído.

Por mi parte opino que merece la pena, porque logra que te traslades a Pagford y disfrutes de la hipocresía bucólica inglesa. Permite identificarse con algunos de sus personajes, detestar a otros y extrañarlos, sobre todo extrañarlos.

Una sugerencia: si te gustó Harry Potter, no esperes ninguna relación entre aquel estilo  y éste, porque lo que leerás es un lado excesivamente adulto de Rowling.

Al final, cada suceso va conduciendo a algo que comenzamos a avistar borrosamente, confiando en un giro inesperado. Sin embargo, los pagfordianos tienen lo que cada cuál merece, o mejor, lo que la vida les ha entregado.

Anuncios

2 comentarios en “UNA VACANTE IMPREVISTA

  1. Pingback: J. K. Rowling habla sobre escritura | Ínfulas de Escritor

  2. Pingback: J. K. Rowling habla sobre escritura - Gerencia Literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s