BAJO LA MISMA ESTRELLA

Hace unos días en todos los sitios web relacionados con literatura aparecía Bajo la misma estrella como primera sugerencia, por lo que ayer, por fin, me bajé el e-book, para leerlo. Y hoy ya la he terminado: era una canal que arrastraba a mi conciencia hasta el final.

Esta novela está de moda. La película fue estrenada en junio pasado, y los jóvenes de todo el mundo la esperaron, y la lloraron, sobre todo aquellos orgullosos de haber leído la historia de amor que encierra el libro.

Les cuento: Hazel Grace tiene 16 años, y es una adolescente con cáncer. Sus padres esperan que haga una vida normal, pero no es fácil, porque tiene que arrastrar con un tanque de oxígeno que la ayuda a respirar todo el tiempo.

Así que nuestra protagonista va a un grupo de apoyo, donde se siente incómoda escuchando detalles de la vida de los otros chicos que son supervivientes de la enfermedad. Y es allí donde conoce a Augustus, quien estuvo también enfermo y está en remisión.

El chico inmediatamente se fija en ella, y la arrastra hacia su vida sin contemplaciones. Hazel se deja llevar, porque Augustus le resulta deslumbrante, desde el momento mismo en que le confiesa que siempre se lleva un cigarro a la boca, pero nunca lo enciende: “es una metáfora, pones la cosa que te puede matar entre los dientes, pero no le das el poder de que te mate”

Lo que acaba por unir y marcar a los amantes trágicos de la historia es un libro, El Dolor Imperial, a quien se debe la serie de sucesos que se desencadenan.

La novela, si bien es triste, nos hace reir casi en todo momento. Contiene una enorme cantidad de momentos humorísticos irónicos, y nos habla de la vida desde el punto de vista de una persona que se aferra a ella, pero sin esperanza de hacerse adulta.

Creo que la risa que obtenemos en algunas páginas el complemento perfecto para las lágrimas que, por lo menos yo, derramé en los momentos oscuros.

El título original en inglés es The Fault in our stars, así que es, más o menos “La culpa de nuestra estrellas”, ya que su autor, John Green, asegra que se basó en la frase de William Shakespeare, en Julio César:  La culpa,  no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos”, y en un momento del texto, el autor del libro preferido de la chica asegura que no está de acuerdo, ya que las estrellas de estos dos jóvenes los predeterminan a un final dramático.

Creo, como siempre, que la buena literatura es la que enseña y entretiene. No tenía grandes espectativas con esta novela, y por eso me sorprendió. Es juvenil, es fresca, y aunque podemos predecir algunas situaciones, nos deja divertirnos y reflexionar a gusto.

Aunque el mundo no sea “una máquina de conceder deseos”, la vida de los sujetos de la historia está condicionada por la ambición de cosas imposibles, lo que les permitirá cumplir sueños insospechados.

😀

Descargar o leer online Bajo la misma estrella

 

Anuncios

Un comentario en “BAJO LA MISMA ESTRELLA

  1. Pingback: CIUDADES DE PAPEL | Wena LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s