La historia antes del Principito

vuelo-nocturno-saint-exupery-traduccion-lucia-dorin-le-307111-MLA20493228847_112015-OSolo un hombre conoció al Principito. En carne y hueso, quiero decir. Solo un hombre escuchó de su propia boca la narración de su viaje, sus aventuras. Cumplió sus demandas, lo vio llegar, lo vio partir. Luego escribió el testimonio fidedigno de su paso por la tierra para que el resto de nosotros pudiéramos conocer el mensaje que quiso hacernos comprender, pero si están leyendo esto es porque entendieron justamente lo que en sus páginas nos transmitió Antoine de Saint-Exupéry. Pero hay además una historia que profetizó el encuentro entre el Principito y Saint-Exupéry, un relato que no solo nos prefigura el accidente que sufrió el piloto en el Sahara, sino que además se convirtió en la carta de anunciación de su propio ascenso a las estrellas. Ese libro es: Vuelo Nocturno.

Editado por Leviatán, traducido por Lucía Dorin, cuyo trabajo es de lo más loable, este pequeño testimonio fue escrito por Saint-Exupéry a partir de sus experiencias en el correo aéreo instaurado en Argentina por Didier Daurat, a quien dedica el libro, y trata sobre el oficio de aviador. Tanto en su faceta de piloto como en el de jefe de ruta. Fabien y Rivière son los protagonistas melancólicos que navegan y batallan a su modo, que circundan el mar de lo desconocido, enfrentados desde distintos puntos de vista a una misma tormenta que azota las nubes como olas embravecidas del mar. Dos hombres cuyo único propósito en la vida es probar lo único que vale la pena ser probado: que solo en la valentía, sin gloria ni laureles, está el honor.

Saint-Exupéry narra la noche de estos dos personajes. Uno, atravesando el territorio argentino desde la Patagonia, cada vez más incomunicado con los diferentes puestos de comunicación, con visibilidad cero a causa de una tormenta que promete arrasar y perder a cualquiera que se atreva a enfrentarla, mientras el otro, responsable de toda la red, tiene que esperar incesantemente que el avión aterrice para poder demostrar los beneficios innatos de su labor mientras confronta sus propios valores y reafirma sus creencias a pesar de la posible perdición de toda la campaña del correo nocturno.

Escrita con austeridad, con pocos recursos poéticos, más allá de la recurrente metáfora del mar y la navegación, Vuelo Nocturno es poética en tanto que nos revela sentimientos dados a muy pocos hombres, aquellos que se elevan por encima de las nubes y desde allí contemplan el todo en la más absoluta quietud del universo, fascinante y terrible al mismo tiempo. Sin palabras que puedan expresar el verdadero miedo que sienten, más allá de la absoluta convicción de seguir volando en estas condiciones, la novela nos presenta a unos hombres intransigentes que se niegan a tener miedo, dispuestos a sacrificar los más básicos sentimientos de debilidad por una faena que consideran superior. Un registro de aquellos seres humanos que siempre prefirieron seguir adelante.

Visita también: El Blog de Mabuse.

Anuncios

2 comentarios en “La historia antes del Principito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s