CUANDO SE DESNUDAN LOS ESPÍRITUS Confesiones íntimas de una mujer

Cuando me comencé a leer este libro, me sorprendió el inicio, pues con letra cursiva y un dialogo atropellado en una sala de emergencias de un hospital cualquiera, nos presentaban la muerte de Cacha, a quien la autora le dedica su libro, por ser ella la causante directa de esas líneas.
Cuando un poco más adelante aparece la primera persona, llegamos al dolor de la autora, Olga Consuegra, por la pérdida de su amiga, quien no le avisó que iba a morir, pero le dejó unas cartas enumeradas, donde le pedía respuestas. Sigue leyendo