EL CONDE DE MONTECRISTO

Momento en que Edmundo conoce al abate Faria.

¿Quién dice que los clásicos no son encantadores? El conde de Montecristo es un libro para disfrutarlo, no una, sino más veces, y no hace falta ser muy joven para encontrar los encantos que esta aventura posee.

Alejandro Dumas, su autor, nos entrega más que persecusiones o enfrentamientos, (que suelen ser los encantos principales del género): nos da a conocer una crítica a la sociedad parisiense de su época, y nos muestra a Edmundo Dantés, un personaje un poco diferente al habitual protagonista de este tipo de historias, porque si bien evoluciona de marinero pobre a excéntrico millonario, no es durante toda la obra un buen muchacho enamorado y dulce de esos que nos acompañan en este tipo de obras literarias. Sigue leyendo