VISIONES DE ROBOT

Imagen que aparece en la portada del texto

Una colección de cuentos hechos para soñar con el futuro: eso me parece este libro de Isaac Asimov, perteneciente a la Saga de la Fundación en su primera parte: el Ciclo de la Tierra o la Serie de los Robots.

Yo adoro la Ciencia Ficción, sobre todo la escrita por este gran hombre, creador de la palabra Robótica y su concepto. Por eso, fui feliz cuando una amiga me facilitó Visiones de Robot, una compilación de relatos cuyos protagonistas son esos seres mecánicos, sus estudiosos y sus creadores.

En Visiones… Asimov nos presenta desde los robots básicos, quienes solo cumplen obligaciones específicas, hasta los que son capaces de imitar a los humanos en cuanto a comportamiento, costumbres y actividades físicas, por no hablar de su parecido con nosotros. Sigue leyendo

Anuncios

ANOCHECER

 

Un eclipse. Anochecer

Un eclipse. Anochecer

Isaac Asimov y Robert Silverberg aparecen como los autores de Anochecer, una alucinante historia de ciencia ficción, basada en un cuento homónimo del autor ruso, que salió a la luz en 1990.Una serie de situaciones inesperadas se ciernen sobre la vida del planeta Kalgash, un sitio parecido a la Tierra, pero que está iluminado por seis soles, que evitan que la oscuridad llegue a sus habitantes.

Narrada en tres amplios capítulos, Atardecer, Anochecer y Amanecer, la novela nos cuenta de la preocupación de unos pocos al descubrir el inminente instante en que llegue la noche, luego de más de 2000 años de claridad. Es tanto el temor de aquellos que habitan en este planeta a la oscuridad, que nos lo ilustran con  de una nueva atracción que había sido situada en un parque de diversiones: un túnel sin luces del que varias personas habían salido trastornadas. Sigue leyendo

LA FUNDACIÓN DE UN GÉNERO

Aquellos que nunca le han dedicado parte de su tiempo de lectura a la Ciencia Ficción, no son conscientes de lo que se están perdiendo, porque este género (cómo todos) tiene sus encantos y  es, más que nada una oportunidad de conocernos, porque soñar con el futuro es también una faceta de la naturaleza humana. Sigue leyendo