EL SEÑOR DE LAS MOSCAS

“La inocencia de la infancia”, dicen todos, condescendientes, cuando un niño comete un error, da por cierto algo que no lo es, o pregunta cuestiones a las que los adultos no pueden responder sin sentirse mal. Ser inocente en la niñez es entonces estar libres de pecados, aunque los cometan, porque un niño no es consciente de su crimen y también, entonces, la inocencia en la infancia es sinónimo de desconocimiento.

El señor de las moscas de William Golding, nos pone ante una duda colosal: ¿es esta inocencia igual a la de las personas acusadas de un acto que no cometieron? ¿Si un niño mata a otro, si roba, si miente a propósito, sigue siendo inocente porque es un niño?

Sigue leyendo

Anuncios

EL MISTERIO DEL SOLITARIO

El misterio del solitario es, en toda regla, un tratado de Filosofía para niños. Así como lo leen: es entretenido, está bien narrado, tiene situaciones imaginativas e ideas bien planteadas que los pequeños entenderán sin problemas, pero trata en general de Filosofía.

No me malinterpreten: es un libro muy bueno, y la aclaración anterior la hago para reforzar este criterio. Es increíble como damos por sentado que algunas cosas pueden ser aburridas y resultan ser de lo más interesantes.

El autor, Jostein Gaarder, es un noruego que se ha dedicado toda la vida a hacer literatura de estos temas, y con muy buen resultado, porque tanto con este libro como con su Best Seller El mundo de Sofía, ha llegado a millones de lectores en el mundo. Sigue leyendo

FRÍO

Especial de Elianys Jorge

¿Qué pasa cuando en tu vida solo hay tiempo para contar calorías y hacer ejercicios? ¿Qué pasa cuando tu cuerpo desea extremadamente algo y tu conciencia se opone a ello, cuando encuentras la respuesta a tus problemas en la auto-lesión? No estas viva pero tampoco muerta, eres un fantasma entre dos mundos.

Laurie Halse Anderson, escritora estadounidense dedicada principalmente a la literatura juvenil, nos expresa a través de sus textos los problemas que afectan a los jóvenes y cómo los conducen por un camino lleno de desolación, rechazo y melancolía.

Este es el caso de Frío, en el que Lía Overbrook, una chica que una vez fue perfecta en todos los entornos, llega a competir con su mejor amiga Cassie para ser la más delgada del colegio. A partir de ahí su existencia solo se compromete a calcular su alimentación y practicar ejercicios cuando la han obligado a ingerir cantidades excesivas de comida. Tal es su obsesión que llega a enfermar, provocando una serie de conflictos familiares y emocionales a su alrededor.

Sigue leyendo