HIJA DE LA FORTUNA

Portada del libro

Elisa apareció en una cesta frente a la casa de la familia Sommers un día. Los tres hermanos la acogieron como a una hija, y mientras Miss Rose la trataba como a un juguete, Jeremy la miraba con expresión seria siempre y John se convertía en su tío preferido, la niña fue creciendo.

La historia de Hija de la Fortuna, de Isabel Allende, está siempre vinculada a los olores. La niña dice recordar el olor a mar del chaleco en que la encontraron envuelta el día que fue abandonada por su madre. Su niñez transcurre apaciblemente, no tiene padres, pero la quieren y le dan educación de señorita,  sumada a conocimientos ancestrales  que adquiere de la criada, Mama Fresia. Sigue leyendo

Anuncios