MEMORIAS DE UNA CUBANITA QUE NACIÓ CON EL SIGLO

Renée Méndez Capote logra en Memorias de una cubanita que nació con el siglo, envolvernos en sus recuerdos de la infancia y traernos gratas imágenes de épocas que no vivimos.

La calles aún no terminadas de un Vedado lleno de caballos y fincas, las playas solitarias del Varadero de principios del siglo XX, los ánimos mambises aún latentes entre los cubanos, las modas de sombreros, batas y enaguas, las costumbres de los niños de familias burguesas o los quehaceres diarios en las enormes casonas solariegas, llegan junto a las descripciones de los olores, los colores, y las impresiones desde la mirada de una niñita.

Sigue leyendo